Florece la prosperidad

Florece la prosperidad

publicado en: Práctica | 0

En el inico del nuevo año cósmico (20/03/17) invoqué la energía de la diosa Lakshmi, la deidad de la abundancia, en una maravillosa clase en el centro de yoga Karuna, en Maracaibo.

Rodeado de árboles y el canto de los pájaros al atardecer, saludamos al sol agradeciéndole sus horas de luz durante el día. Y a través de una meditación definimos una petición entendiendo que la prosperidad se basa en un principio simple: entre más des, más recibirás.

De acuerdo a la filosofía hindú, para que un decreto, petición o manifestación funcione requiere de 3 elementos:

Un Mantra: Que es el decreto mismo: Mucha Prosperidad viene en camino.
Un Mudra: Un gesto, actitud o recordatorio. En este caso es la imagen de Lakshmi
Un Sutra: El más importante de los tres. Tu intención en que las cosas sucedan.

Por supuesto, durante la sesión lo hicimos para atraer todas las cosas buenas a la luz y la vida, conduciendo riquezas materiales y espirituales en nuestro camino.

Se dice que Lakshmi nació, totalmente crecida, sobre un loto rosa que se elevaba desde el mar.
Ella tiene dos flores de loto, una en cada mano superior; son el símbolo de nuestra pureza interna y de nuestro poder espiritual.

En la otra mano derecha un mudra en señal de ofrecimiento y en la otra mano izquierda una jarra llena de tu riqueza interna.

Lakshmi está rodeada por dos elefantes que son el símbolo de la Realeza y nuevamente de la abundancia y la prosperidad.

Se cree que quien presta atención a la Diosa de la Buena Fortuna diariamente desarrolla un canal de comunicación con ella. También puede ser visto, simplemente que centrando su atención en su energía se está eligiendo como crear en su vida.

Namasté!