Diego y Maia, el uno para el otro

Diego y Maia, el uno para el otro

publicado en: Testimonios | 0

Tienen un año de casados y estuvieron tres de novios. Él hacia yoga porque desde niño sus padres lo practicaban. Ella también tenía la información de la misma manera. Sus vidas han dado un giro, residenciados en España y con exigentes jornadas laborales les impide retomar la rutina en la alfombrilla. Sin embargo, consiguen espacios para volver cada vez que pueden… En este reportaje fotográfico lo demuestran.

No son de muchas acrobacias porque a Maia le da miedo. Diego lo respeta, pero igualmente la invita a explorar y consiguieron armar asanas sencillas de acro.

Lo bonito es la interacción que se consigue más allá del ego de hacerlo perfecto. La pareja se divierte, goza y consigue una manera diferente de compartir.

¿Por qué hacer yoga en pareja? El yoga en pareja es una variante del yoga tradicional y abre el camino a nuevas experiencias. A través de esta práctica y con la ayuda de nuestro compañero, podemos conseguir en cada asana un estiramiento de nuestro cuerpo superior al que conseguiríamos con el yoga individual.

Además, nos ayudará a sentirnos más unidos a nuestra pareja y a comprendernos mejor mutuamente, a través de la respiración sincronizada y la sensibilización hacia las señales de la otra persona. Sin embargo, no es una yoga sensual, sino que pone el énfasis en el ejercicio físico suave y en su aspecto espiritual.